La extinción de los contables

Entrevista a Richard Kleiner, CEO de Gerald Edelman, publicada en CLIC el 15 de febrero de 2019:

 

 

 

 

 

 

Nunca escucharás a Richard Kleiner llamarse contable y esta palabra tampoco la encontrarás en la página web de su empresa. De hecho, esto no es del todo cierto. Si buscas en Google “Gerald Edelman” lo primero que leerás es: “Si lo que buscas es un contable, estás en el sitio equivocado”.  Se trata del rechazo decisivo de la palabra contable. Entonces ¿por qué los que ofrecen servicios de auditoría y compliance evitan esta palabra utilizada para designar a los que hacen estas tareas?

Richard dice: “La palabra contable describe lo que algunos asesores profesionales hacían en el pasado.  Limita, está desactualizada y no describe el alcance de los servicios que realmente ofrecen los contables del siglo XXI. No me siento cómodo si utilizo la palabra contable para describir lo que hago y preferimos no usarla como empresa.”

En vez de eso, Gerald Edelman destaca su habilidad para pensar más allá de la contabilida”. Richard explica la razón: “Debo decir que gran parte de las tareas que conlleva el compliance pronto la harán las máquinas. El futuro de la profesión nos obliga a dar un paso más allá de lo que entendemos tradicionalmente como contabilidad.”

Detrás del argumento de Richard está la idea de que los clientes de hoy en día piden mucho más que los servicios de contabilidad a la vieja usanza. Quieren soluciones creativas, nuevas ideas de negocio y experiencias inolvidables.

“Los clientes quieren que los despachos profesionales aporten valor añadido, ofrezcan retos estimulantes y les presenten a contactos interesantes y útiles”, explica Richard. “Es un hecho que serás bueno en lo tuyo. La presentación de impuestos no es un gancho comercial. Los clientes quieren profesionales que puedan ayudarlos a crecer y que los asesoren en todos los sentidos. Por eso los animamos, literalmente, a que nos pregunten lo que quieran. Aspiramos a ser su primer recurso en lo que necesiten”.

Al ir más allá de la contabilidad en vez  de ser contables excelentes, Richard y su empresa hacen una distinción importante y llevan a su despacho en otra dirección. “La definición de más allá es superior a, sobrepasar, por encima”, nos dice. “Por tanto, ir más allá significa aspirar a intentar siempre esforzarse al máximo, a superar las expectativas”.

Richard y sus socios han instaurado su filosofía de ir más allá en el alma de Gerald Edelman al establecer un objetivo sencillo y claro. Como todos los buenos objetivos, se sitúa en el horizonte, lo que lleva al equipo a perseguirlo pero siempre queda casi al alcance de sus manos.  Esta meta consiste en ser genuinamente excepcional en todas las interacciones, tanto con los clientes, como los intermediarios, los proveedores o los compañeros de profesión. Richard comenta: “Cada interacción debería inspirar a la otra persona, pero lo más importante que deberíamos recordar es que sólo eres tan bueno como tu próxima interacción, la última ya no cuenta. No puedes vivir de tus éxitos. No puedes sentarte y decirte: ‘Lo he bordado’. La vida no funciona así. No puedes permitirte ser tan autocomplaciente.”

¿Veremos pronto la extinción de los contables? La realidad es que los contables que sólo ofrecen lo tradicional, servicios digitales de compliance y auditoría desaparecerán muy rápido. Cuando el CEO de Gerald Edelman dice que si lo que buscas es un ‘contable’, estás en el sitio equivocado, lo que está reconociendo es que los clientes de hoy en día quieren algo que va más allá…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies