Notificaciones de Hacienda durante las vacaciones

Cuando una empresa recibe una notificación de Hacienda a través del buzón electrónico, dispone de diez días naturales para poder acceder. Pasado este tiempo, la notificación se da por practicada y empiezan a contar los plazos para contestar.

Por tanto, en el peridodo de vacaciones, hay que vigilar si llega alguna notificación y evitar que se cumplan los plazos para recurrir.

En verano, muchas empresas y contribuyentes cierran por vacaciones, pero la Agencia Tributaria no descansa nunca y durante este periodo también puede enviar notificaciones, que si no se contestan o no se tienen en cuenta a tiempo, pueden ocasionar más de un dolor de cabeza.

Los contribuyentes que reciban las notificaciones por vía electrónica pueden elegir 30 días naturales cada año durante los cuales no recibirán notificaciones de la dirección electrónica habilitada (DEH). Estos días de cortesía deben solicitarse con un mínimo de siete días de antelación sobre la fecha de inicio deseada.

La Agencia Tributaria tiene que notificar por carta a los solicitantes que reciben notificaciones por obligación su inclusión de oficio. En caso de no estar seguros sobre  si estamos o no obligados, se puede comprobar en la página web de la Agencia.

Pero qué pasa si las notificaciones llegan a mi domicilio

Cuando Hacienda envía una notificación tributaria al domicilio del contribuyente y éste está ausente, tras el segundo intento de entrega, la podrá considerar notificada con lo que empezarían a transcurrir los plazos.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado respecto a las notificaciones enviadas durante el mes de agosto en una sentencia de 13 de mayo de 2015. Aunque el TS no resta validez formal a estas notificaciones, admite que “puede no dar validez a las notificaciones enviadas durante el mes de agosto al domicilio del interesado cuando, en virtud de las circunstancias concurrentes, llega a la convicción de que la notificación no ha llegado a conocimiento del interesado”.

Cuando el contribuyente se encuentre en esta situación puede interponer una reclamación ante los tribunales económico-administrativos, argumentando y justificando que no se encontraba en su domicilio fiscal, que no ha recibido la notificación y que desconoce su existencia para poder realizar las acciones pertinentes que crea oportunas para su defensa.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies