Renta 2018: Las claves de esta campaña

Desde el pasado 15 de marzo, ya pueden descargarse los datos fiscales a través del portal web de la Agencia Tributaria o de la aplicación móvil. Las declaraciones deberán presentarse entre el 2 de abril y el 1 de julio, teniendo en cuenta que este año desaparece la posibilidad de solicitar la predeclaración en papel.

Como en los últimos años, no existen modificaciones normativas de calado, aunque sí pequeños cambios que, en ocasiones, afectan a un número importante de contribuyentes. A continuación, se relacionan las más importantes:

  1. Obligación de declarar: Los contribuyentes con rendimientos del trabajo que procedan de más de un pagador –cuando la suma de las cantidades percibidas por el segundo y restantes pagadores exceda de 1.500 euros anuales– estarán obligados a presentar la declaración si los rendimientos del trabajo totales superan los 12.643 euros. Hasta ahora, este límite era de 12.000 euros y a partir de 2019 será de 14.000 euros.
  1. Reducción para rentas bajas: Los contribuyentes con rentas inferiores a 16.825 euros se beneficiarán de una reducción en su cuota que puede alcanzar los 5.565 euros y se va reduciendo a partir de 13.115 euros de renta. Ésta es la reducción prevista para 2019, por lo que para la declaración que se presentará ahora (correspondiente al ejercicio 2018) se verá reducida transitoriamente.
  1. Exención de las prestaciones de maternidad y paternidad: Es la primera declaración que va a presentarse bajo el reconocimiento explícito de esta exención, por lo que no habrá que integrar las prestaciones como ingresos, pero sí las retenciones soportadas, si las hubiera. Recordar que la Agencia Tributaria habilitó un portal específico para solicitar la devolución de los impuestos pagados por las prestaciones recibidas durante los ejercicios 2014 a 2017.
  1. Nueva deducción por gastos de guardería: Se incrementa en un máximo de 1.000 euros anuales –adicionales a los 1.200 de maternidad– cuando se satisfagan gastos de guardería.
  1. Incremento de la deducción por familia numerosa: Se aumenta en 600 euros anuales por cada hijo a partir del cuarto. Dado que en 2018 se aplica tan solo de agosto a diciembre, la deducción máxima será de 250 euros.
  1. Nueva deducción por cónyuge con discapacidad a cargo: Será de hasta de 1.200 euros a partir de 2019. En 2018, el máximo será de 500 euros.
  1. Nueva deducción para contribuyentes que tengan al resto de la unidad familiar en otro Estado de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo: La deducción pretende solventar la discriminación que podía producirse por no tener la posibilidad de presentar declaración conjunta.
  1. Incremento de la deducción por inversión en empresas de nueva creación: Pasa a ser de un 30% de la cantidad invertida con una base máxima de 60.000 euros. Hasta ahora, era del 20% con una base máxima de 50.000 euros.
  1. Nueva información a incluir en la declaración: Entre las novedades del modelo, destacan el mayor desglose exigido en los gastos de la actividad económica, como gastos de manutención o suministros, a raíz de las nuevas reglas para su deducibilidad. También la obligación de separar las rentas de alquiler que, aunque provenientes del mismo inmueble, se refieran a arrendatarios distintos.

Por su parte, en el Impuesto sobre el Patrimonio, cuando se declaren inmuebles, habrá obligación de identificar si el valor consignado en la declaración es el de adquisición, el catastral o el comprobado.

Aunque este año la campaña se prolongue durante tres meses, recordar que, tan solo disponiendo de la documentación con antelación suficiente, se puede garantizar un servicio profesional de calidad para afrontar los imprevistos que puedan surgir.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies