Subida de impuestos en Cataluña a través de los Presupuestos 2020

En un contexto de crisis sanitaria como la actual, el Parlamento de Cataluña ha aprobado la Ley de Presupuestos para 2020, así como la Ley de Acompañamiento. Ésta última incluye una importante batería de cambios en el ámbito fiscal, entre los cuales destacan el incremento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (en adelante, ISD) y un aumento de la parte autonómica del IRPF.

Las modificaciones de mayor impacto en el ISD, que entraron en vigor el 1 de mayo de 2020, son el reestablecimiento de los coeficientes multiplicadores y la disminución de las bonificaciones para descendientes mayores de 21 años y para los adolescentes. Los coeficientes multiplicadores se han reintroducido para los grupos I y II (cónyuge, ascendientes y descendientes), de manera que aquellos que tengan un patrimonio preexistente superior a 500.000 Euros y reciban una herencia tendrán que tributar entre un 10% y un 20% más de lo que tributaban hasta ahora, como puede verse en el siguiente cuadro. Se mantienen los coeficientes multiplicadores para los parientes de los grupos III y IV (colaterales como tíos, sobrinos o primos). Estos coeficientes afectan tanto a donaciones como a herencias. 

Respecto a las bonificaciones previstas para sucesiones, se reducen las aplicables a los descendientes mayores de 21 años y a los ascendientes (que son los beneficiarios de la mayoría de herencias). Si antes podían beneficiarse de una bonificación del 99% (que se iba reduciendo en función de la base imponible del ISD hasta un mínimo del 20%), ahora parten de una reducción máxima del 60% que acaba desapareciendo para bases imponibles superiores a tres millones de euros (ver tabla adjunta):

Hay que mencionar que se mantiene la bonificación del 99% para el cónyuge.

También es importante destacar que estas bonificaciones desaparecen completamente cuando el heredero haya optado por aplicar una reducción como la de empresa familiar (del 95%). Hasta ahora, las bonificaciones descritas se reducían a la mitad si se había optado por otro beneficio fiscal como el de empresa familiar (entre otros), pero ahora, directamente, no se aplican.

En relación al IRPF, las modificaciones se aprueban con efectos a partir del 1 de enero de 2020 y, por tanto, se pueden aplicar ya a todo el ejercicio en curso. Por una parte, se modifica la escala autonómica ya que se incorpora un nuevo tramo para las bases liquidables entre 90.000 y 120.000 Euros que pasarán a tributar, en el tramo autonómico, del 21,5% al 23,5% (el tipo marginal total, después de incorporada la escala estatal, queda en el 46%). Además, se incrementa el tipo marginal del 23,5% al 24,5% (el tipo agregado se queda en el 47%) a las rentas de entre 120.000 y 175.000 Euros. Por tanto, la escala autonómica de Cataluña queda así:

 

Como medida de reducción de impuestos, dentro del IRPF, se incrementa en un 10% el mínimo exento para contribuyentes con un nivel de renta más bajo: pasa de los 5.550 Euros actuales a los 6.105 Euros cuando la suma de bases liquidables (general y de ahorro) no supere los 12.450 Euros.

Destacar también algunos cambios que afectan al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, como los siguientes:

  • Aprobación de un tipo reducido del 5% para las adquisiciones de vivienda por parte de miembros de familias monoparentales.
  • Para la aplicación de la bonificación del 70% en la adquisición de viviendas por parte de empresas inmobiliarias con la finalidad de revenderlas, se reduce el plazo para revender de 5 a 3 años.
  • En el ámbito de los actos jurídicos documentados, se crea una bonificación del 100% sobre las escrituras públicas que documenten depósitos de arras penitenciales. También otra del 60% para aquellas escrituras de constitución de propiedad horizontal por parcelas, en el supuesto de los polígonos industrales y logísticos, que se otorguen hasta el 31 de diciembre de 2023.

El resto de modificaciones fiscales se refieren a los impuestos propios y tiene una incidencia menor. Destacan:

  • Impuesto sobre las viviendas vacías: Para incentivar la disponibilidad de viviendas de alquiler social, se incrementan las bonificaciones establecidas en relación al volumen de viviendas que los sujetos pasivos destinen a alquiler asequible.
  • Impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas: Se incrementan los tipos de gravamen para motivar el cambio de comportamiento de fabricantes y consumidores.
  • Impuesto sobre instalaciones que incidan en el medio ambiente: Se crea este nuevo impuesto que grava la incidencia, alteración o riesgo de deterioro que ocasiona sobre el medio ambiente la realización de actividades que quedan sujetas. Estas actividades son las de producción, almacenaje o transformación de energía eléctrica, de telefonía o de comunicaciones telemáticas por medio de elementos fijos de suministro de energía eléctrica o de las redes de comunicación.
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies